Catedral Santa Eulalia de Barcelona

Catedral Santa Eulalia de Barcelona

La Catedral de Santa Eulalia (también conocida como La Seu) se encuentra ubicada en el centro del Barrio Gótico de la ciudad, muy cerca de algunos hoteles y alojamientos. La Catedral es además la sede del Arzobispado de la ciudad.

La catedral fue construida entre los siglos XIII y XV sobre una antigua catedral románica, que a su vez había sido construida sobre una iglesia de la época visigoda, cuyos restos aun pueden verse en el subsuelo, en el Museo de Historia de la Ciudad. Sin embargo su moderna fachada neogótica es bastante más joven, y data solo del siglo XIX.

La catedral fue construida en honor a Santa Eulalia, patrona de Barcelona, una virgen muy joven quien, de acuerdo con la tradición católica, sufrió martirios durante la época romana en Barcelona. Una de la historias cuenta que Santa Eulalia fue expuesta desnuda frente a todo el pueblo, pero milagrosamente, en mitad de la primavera, comienza a caer una suave nevazón que cubre su cuerpo y la protege de las miradas despiadadas. Los romanos, enfurecidos por este acontecimiento, colocan a la joven dentro de un barril lleno de estacas y lo hacen rodar calle abajo (calle que en la actualidad recibe el nombre de "Bajada de Santa Eulalia"). Finalmente, Santa Eulalia fue crucificada en una cruz con forma de aspa, el cual es emblema de la catedral, asi como un homenaje a la santa. El cuerpo de Santa Eulalia yace hoy en día, en un mausoleo de la Catedral.

Un lado de la capilla esta dedicado al "Cristo de Lepanto", y lo representa la cruz inclinada de un barco que luchó en la batalla de Lepanto (1571). La leyenda catalana cuenta que esta cruz está inclinada debido a que durante la batalla, ésta se mueve repentinamente para esquivar una bala de cañón. Se cree que este acontecimiento fue un aviso de Dios advirtiendo que los otomanos serían vencidos.

En un principio, la idea no era construir una iglesia totalmente nueva, sino que ampliar la románica ya existente. A esto se debe que el eje de la catedral sea el mismo que el del templo románico, asi como también su ábside, ya que el deambulatorio esta construido en torno a este.

La Catedral de Santa Eulalia no se tocó hasta el año 1883, cuando se le encarga a Josep Oriol Mestres el diseño neogótico de la fachada principal, que hace de esta iglesia una de las mas hermosas del mundo. El motivo de la remodelación de la fachada, fue debido a la Exposición Universal de Barcelona, celebrada en 1888, ya que la persona encargada de hacer este trabajo, solo seguiría en su puesto si se comprometía a mantener el estilo gótico en las nuevas reformas.

Lo dice la gente, realmente no puedo haber quedado mejor. Las medidas de su fachada son de 40 metros de ancho, y las dos torres que flanquean el acceso principal cumplen las condiciones impuestas a la perfección. Además, los diseños de de santos y ángeles, el uso de líneas verticales que caracterizaba al estilo gótico, y los enormes pináculos de las torres hicieron que esta catedral destacara como se lo merecía.

El mismo arquitecto se encargó del diseño de la entrada principal de la catedral, donde destaca el gran arco gótico con arquivoltas, elemento decorativo característico del románico y el gótico. A ambos lados se pueden encontrar las figuras de los Apóstoles y el mainel (pilar vertical que divide la puerta en dos) se encuentra decorado con una escultura de Cristo. En el pórtico se encuentran un total de 76 imágenes religiosas, entre las que destacan reyes, profetas y santos, todo ellos esculpidos de manera extraordinaria.

Cuando tenga la oportunidad de visitar la Catedral de Santa Eulalia, no olvide detenerse un momento y admirar el maravilloso órgano renacentista, un verdadero tesoro de los cuales se pueden encontrar solo cuatro en toda Europa. Otro recinto de gran belleza es la Cripta de Santa Eulalia, situada bajo el presbiterio. En el centro se encuentra el sarcófago de alabastro, sostenido por ocho columnas de diversos estilos, todas adornadas por capiteles corintios dorados (parte superior de las columnas).

La cubierta de la tumba o sarcófago es una verdadera obra de arte, obra del italiano Lupo di Francesco, que se apegó fervientemente a los cánones exigidos. En ella se pueden observar las 13 escenas que corresponden a los martirios sufridos por la Santa y una imagen de la Virgen en el centro. Los vitrales de la catedral también son una obra maestra, donde se ven representados diferentes escudos y escenas realizadas típicas del estilo gótico.

Para finalizar el recorrido por esta magnifica Catedral, no debe dejar de visitar el Claustro y su hermoso patio, además de sus capillas, el coro, y un sin fin de otro lugares dignos representantes del arte de la época.

La Catedral de Santa Eulalia dejará impresionado a todo tipo de público, ya que es considerada una obra de arte de renombre mundial. Si desea visitar la ciudad, existen una gran cantidad de hoteles muy cerca de la Catedral.

Aviso legal - Contacto - © 2019