Que ver en Cerdanyola del Vallès

Que ver en Cerdanyola del Vallès

El entorno de Barcelona, incluyendo la ciudad, es seguramente una de las zonas peninsulares con más atractivo turístico y natural. Intentaremos clarificar mejor esto en el siguiente post.

Cerdanyola del Vallès es una ciudad de más de 60 mil habitantes en las cercanías de Barcelona. Se sitúa al lado de Sant Cugat y de Barcelona tan sólo los separa la sierra de Collserola. Pues bien, pese a que seguramente a nadie les suene el nombre de Cerdanyola, ésta es una ciudad que combina perfectamente historia y naturaleza, se puede incluir perfectamente en el atractivo turístico de la provincia o ciudad de Barcelona.

Cerdanyola tiene, hablando en términos turísticos, una sola atracción importante, el yacimiento de un poblado ibéro en una pequeña colina a las puertas de Collserola. De hecho, es uno de esos yacimientos que, pese a no aparecer en las guías, merece la pena hacerles una visita.

El yacimiento trata, como hemos dicho, de un poblado ibérico de grandes dimensiones que se sitúa en una colina a través del cual se puede ver todo el llano del Vallès. El poblado estuvo habitado desde el siglo VI al I a. C., y posteriormente, en la alta edad media. En ella se pueden ver los restos constructivos de todas las fases de la cultura íbera, que han estado "museizados" con tal de hacerlas accesible y comprensibles al público.

Pero el yacimiento no está cerrado, cada verano se excava en ella desde 1986. Los restos están expuestos desde el 1987. En el yacimiento mismo se está construyendo un centro de exposiciones y actividades culturales donde se puedan guardar y mostrar la colección arqueológica del poblado íbero. Hoy día se pueden ver restos de la muralla, calles y casas construidas en diferentes épocas así como una enorme área de almacenamiento de cereales.

De hecho el poblado forma parte de la ruta de los íberos de Catalunya y acoge una vez al mes actividades para familias, talleres y visitas guiadas, arqueológicas o teatralizadas. Entre el último fin de semana de septiembre y el primero de octubre se celebra la Fiesta del Fin de Semana ibéro, con talleres, demostraciones y degustaciones de comida íbera.

Se puede llegar a ella en coche (calle Valencia de Cerdanyola del Vallès) y se puede visitar, y esta es la pena, tan sólo los domingos de 11h a 14h. La entrada es totalmente gratuita.

Museo de los íberos en Cerdanyola del Vallès

Al otro lado de la Sierra de Collserola, al lado de municipios como Sant Cugat del Vallès o Montcada i Reixach, nos encontraremos con la localidad de Cerdanyola del Vallès, desconocida pero interesante. En otro post de este mismo blog ya habíamos hablado de su importante yacimiento de restos íberos, uno de los yacimientos más importantes de Catalunya.

Este yacimiento ha dado lugar a un museo con más de 500 piezas del yacimiento, por lo que se trata de uno de los centros de referencia de la cultura íbera en todo el Vallès Occidental y la provincia de Barcelona.

Y es que la cultura íbera de la Laietània tuvo como su capital este asentamiento ubicado en Ca n´Oliver, en Cerdanyola del Vallès, en las faldas de la Sierra de Collserola. Ocupado durante 500 años, entre los siglos VI y I a.C. se trata de uno de los yacimientos que mejor se conservan en todo Catalunya y que, desde el pasado día 1 de octubre, se puede ver un museo que nos permitirá conocer cómo vivían y cómo evolucionaron las poblaciones autóctonas del lugar hace ya más de dos mil años, con y sin romanos.

El nuevo museo se inauguro hace apenas un par de semanas aprovechando el Fin de Semana Ibérico que se celebra todos los años en el municipio. Ocupa cerca de mil metros cuadrados que se distribuyen en tres plantas. En el primer nivel se encuentra el almacén, un espacio que pretende estar dedicado a la restauración y con una biblioteca especializada. En el segundo nivel se ubica el museo con mayúsculas, pues aquí se encuentran las exposiciones y aquí se realizarán las actividades más importantes. Por último, el último nivel es una cubierta preparada para realizar actividades al aire libre.

Además, aprovechando la inauguración del museo, también se ha adecuado el yacimiento, que cuenta con tres casas reconstruidas y con un aula educativa para todas aquellas escuelas que lo visiten.

En fin, uno de los mejores lugares de la provincia de Barcelona donde podremos conocer más sobre los "indígenas" de estos lares, sobre la población nativa que convivió durante muchos años con los romanos pero que fueron, en su mayoría, culturalmente absorbidos por ellos.

Aviso legal - Contacto - © 2020