Que ver en Dosrius

Que ver en Dosrius

Hemos dicho más de una vez que los pueblos del Maresme, tanto los del interior como los del exterior, tiene un cierto encanto. Esto no es una excepción en el próximo pueblo que presentamos, Dosrius, pueblo de apenas cinco mil habitantes y situado en el límite comarcal del Vallès Oriental, al lado de Argentona.

Parte de su encanto es el relieve, pues se sitúa en un lugar de relieve accidentado, en plena Cordillera Litoral. No obstante, aquí no se agota su belleza pues posee los típicos pequeños monumentos de los pequeños pueblos, nada extraordinario pero que muchas veces nos reciben con más alegría que los grandes monumentos de las ciudades grandes.

En Dosrius podemos encontrar, por ejemplo, la iglesia parroquial de Sant Iscle i Santa Victòria, edificado sobre una iglesia anterior y fechado en el año 1526. Posee una nave única con cabecera poligonal y dos capillas laterales que se ampliaron entre los siglos XIX y XX.

Quizás lo más curioso de la iglesia es su campanar de planta cuadrada y original donde los haya, con un reloj que no puede estar más arriba. El interior del templo está presidido por un bonito retablo renacentista que en el 1936 sufrió daños casi irreparables.

Otro de los monumentos curiosos es el Pou de Glaç, el Pozo del Hielo. Se trata de una antigua construcción del siglo XVI destinado a la fabricación de hielo y estuvo operativo hasta mediados del siglo XIX. El pozo de Canyamars es una de las edificaciones de este tipo más importantes y bien conservados de Catalunya y posee una planta redonda con una cúpula semiesférica y contrafuertes. Sus grandes dimensiones nos impresionarán y recordarán a una fortificación medieval.

En la parte de arriba hay una balsa donde se estancaba el agua que se helaba durante las noches de invierno y a partir del cual se cortaban los bloques de hielo para posteriormente almacenarlos en el pozo.

Un último monumento que hoy comentaremos de Dosrius es el Can Bosc del Far, antigua masía o caserío del siglo XVI. Su importancia se ve claramente en sus cuatro fachadas, con piedra bien trabajada y una de ellas reforzada con contrafuertes. Se puede decir que es una de las masías más remarcables de la comarca del Maresme.

Así pues, todavía nos quedan unos cuantos monumentos por descubrir de este pequeño pero entrañable pueblo del Maresme, lugar donde a tan sólo pocos kilómetros de Mataró y Barcelona, podremos disfrutar de una paz insólita por esos lares.

Aviso legal - Politica de privacidad - Contacto - © 2020 En Fr Ca