Que ver en Font-Rubí

Que ver en Font-Rubí

Seguramente se trate de uno de los municipios más dispersos de toda la geografía española, y es que el pueblo de Font-Rubí, en el Alt Penedès, posee 16 núcleos poblacionales. Es curioso coger el coche y visitar estos barrios uno por uno, conociendo el patrimonio natural y cultural de la zona y pensando cómo un núcleo tan amplio puede vivir tan disperso.

Su “capital” o núcleo principal es Guardiola de Font-Rubí y aquí es donde encontraremos la mayor parte de los servicios municipales y comerciales. En el resto de barrios tan sólo encontraremos, excepto algunas excepciones, viviendas tradicionales.

Comencemos por visitar Guardiola. Este centro urbano se levanta sobre una pequeña colina que lo hace bien identificable. Es un lugar acogedor, rodeado por viñas y edificios destacados. Es el típico núcleo que conserva la estructura del pueblo con edificiaciones del siglo XIX.

Uno de los barrios de este enorme municipio es Els Pujols, con sus masías diseminadas dentro de diversas propiedades agrícolas donde, como no podía ser de otra forma en estos lares, predomina la viña. Entre todas las masías, podemos resaltas la de Mas Romaní, un emblemático edificio del siglo XIX.

Uno de los barrios más interesante es Grabuac i La Fanga, situado al suroeste del término municipal. Se trata de un pequeño núcleo de casas con interés arquitectónico como la capilla de Sant Pau de Grabuac, templo gótico catalán del siglo XVII. Aquí tampoco faltan las masías y atraviesa el municipio la Carrerada, una vía comercial que bien merece un paseo a pie.

Semisó i la Font se subdivide a su vez, si no fuera poco, en dos sectores. Por un lado la parte de Semisó, que sigue la estructura de los otros barrios y por otro el bosque de les Graus, con abundante vegetación y muy querido por excursionistas.

Hoy acabaremos en el barrio de Sabanell, seguramente uno de los barrios que más desapercibido pasa pero que se levanta en torno a la importante masía llamada Can Fontanals, con su propia capilla. Otras cuatro casas apartadas del núcleo también pertenecen al barrio.

En fin, aquí acabamos por hoy el repaso a algunos de los barrios de Font-Rubí, un repaso que evidentemente no nos ha dado tiempo a explicar las particularidades de cada barrio ni todos los barrios, por lo que en un siguiente post acabaremos por desvelar el resto de barrios, muy interesantes también.

Más barrios del extenso Font-Rubí

Font-Rubí, uno de los municipios más variados, grandes y curiosos de toda la provincia de Barcelona. Y es que no es para menos, sus 16 barrios diferentes, que tienen a Guardiola como pequeña capital, hacen que un recorrido por todos los barrios bien nos pueda llevar a cabo un día entero.

Siguiendo con la descripción de los barrios de la localidad, ahora iremos a Les Cases Noves, que pese a su nombre no nos esperemos encontrar aquí casas de última generación. Situado en la zona meridional del municipio, su identidad la describe la calle que le da nombre y su masía típica de Can Cammany junto a la Cases de Cal Roil y la Vil·la Ramona, los dos con gran interés artístico.

Santa María es el siguiente barrio que podemos visitar. Su nombre proviene de la parroquia, situado en el centro del municipio y que adquiere interés junto a la capilla de Sant Vicenç de Morrocut del siglo XI, Cal Serdà de Sant Vicenç, un grupo de masías situadas en la colina llamada Ca l´Escuder, una tienda agroalimentaria y su excelente paisaje.

El siguiente barrio que podemos visitar es el de Les Casetes d´en Respall, situado en el noroeste y formado por una calle de casas con el mismo nombre y la masía de Fontanals. Se trata del típico paisaje rodeado de un entorno donde la viña y el vino llaman la atención.

L´Alzinar también se sitúa cerca y está formado por diversas viviendas diseminadas. Aún así podemos encontrar algún que otro pequeño núcleo y es el segundo barrio en número de habitantes después de Guardiola. Aquí se sitúa un alojamiento rural independiente e importantes bodegas.

Situado al mediodía del término municipal, La Massana posee una masía del mismo nombre del siglo XVIII, una de las pocas masías de estilo basilical, Cal Xic Ticarona y una capilla románica dedicada a Santa Apolínea. En la Massana podremos encontrar también los restos de un poblado íbero.

En fin, llevamos dos posts y aún no hemos acabado con el increíble abanico de paisajes y lugares de interés que posee este desconocido pueblo de los 16 barrios. Se trata sin duda de un lugar poco turístico pero tremendamente atractivo, pues aquí podremos conocer la esencia y particularidad del Penedès, una de las comarcas más interesantes de Barcelona.

Los últimos barrios de Font-Rubí

Y acabamos con la colección de barrios que posee Font-Rubí, un increible municipio tradicional en el Alt Penedès con todos los atractivos que la visita a una tierra como esta aporta. Recordemos que su núcleo principal es Guardiola y que el resto de núcleos son pequeñas agrupaciones de casas tradicionales, a veces juntas otras veces diseminadas, que conservan el aire tradicional de estas tierras.

El barrio de Mas Moió, por ejemplo, acoge su nombre de la importante masía del siglo XV. Delante de ella podemos observar el majestuoso y admirable roble, monumental, la cual le da todavía más identidad y atractivo que por naturaleza posee. Por otro lado, el barrio está llena de casas aisladas con más o menos interés.

Can Castellví es uno de los pocos barrios “modernos” del municipio, pues se trata de una urbanización construida en los años 70 donde antes se encontraba la finca de Can Castellví. Consta de 150 parcelas urbanizables y aún conserva la masía en pleno centro de ella, manteniendo pese a la urbanización su identidad como casa de payés.

Otro barrio es Montjuic, a los pies de Les Serres Velles y con un norte muy boscoso y montañoso. En este barrio se engloban los sectores de La Masía, parte de Les Balanes, la Rubiola y la propiamente llamada Montjuic. Es, como muchos otros barrios de Font-Rubí, un barrio lleno de casas antiguas y tradicionales como es el caso del Maset de Preres, Cal Cabra o La Masí. Además, posee una estación metereológica.

Uno de los tres últimos barrios que nos quedan por visitar es L´Avella, a los pies de la sierra de Font-Rubí y el Puig de l´Avella, una colina de 780 metros de altitud. En su núcleo también se conservan viviendas de gran interés que mantienen su identidad de origen, así como la capilla de Sant Andreu, del siglo XII y con una increíble panorámica de toda la comarca.

El barrio propiamente llamado como Font-Rubí se sitúa en el sector noroeste y en gran parte cubierta por un bosque de pinos. Aquí destaca la sierra de su mismo nombre y el castillo “El Castellot” que está en estado de ruina. Se puede resaltar la iglesia de Sant Pere y Sant Feliu, donde su gran campanario se yergue como punto de referencia en el paisaje. Se le conoce como “el balcón del Penedès”. También encontraremos las masías de Cal Fabregues y Mas Vellet, las dos con raíces muy antiguas.

Por último, el último barrio de esta larga lista es el Coll de la Barraca, situado en el extremo occidental del término a 700 metros de altitud. Podremos observar una excelente panorámica del altiplano de La Llacuna y hay que resaltar su cruce conocido como Masallavent, en la confluencia de tres municipios. Parece una excursión perfecta si tenemos nuestros hoteles en Barcelona, ¿no?.

Aviso legal - Contacto - © 2020