La Pedrera - Casa Milà

La Pedrera - Casa Milà

Popularmente conocida como la "Pedrera" o Casa Milà, es el edificio civil mas grande diseñado por Antonio Gaudí, y se encuentra ubicado en el número 92 del Paseo de Gracia en el distrito del Ensanche en Barcelona. Estos apartamentos fueron construidos entre los años 1906 y 1910.

Pedro Milà i Camps, un rico empresario de la época, impresionado por el trabajo de Gaudí en la Casa Batlló, le encarga al arquitecto la construcción de un edificio de apartamentos para uso residencial, por supuesto bajos los típicos cánones de su estilo modernista.

El resultado de esta petición fue un trabajo menos colorido que el de la Casa Batlló, pero no por eso menos espectacular, por el contrario, el resultado fue una obra tan fuera de lo común que hoy en día destaca entre las más espectaculares de Europa. La característica más notoria de este trabajo de Gaudí es que el edificio no presenta ninguna línea recta en su diseño y relieve, como tampoco murallas rectas donde se sostenga la estructura. El edificio se sostiene a si mismo en pilares y arcos, los que juntos con el uso de acero permitieron al arquitecto crear plantas con relieves y formas totalmente irregulares. Incluso la altura de los pilares y techos difieren unos de otros. Para que las habitaciones de cada apartamento tuviesen suficiente luz natural, estos fueron construidos alrededor de dos patios centrales, uno circular y otro ovalado.

La fachada de la Casa Mila es lo que llama más la atención. La forma de sus murallas es ondulante, al igual que sus balcones que emulan la forma de las olas del mar. Los balcones de hierro fueron diseñados por Josep Maria Jujol, quien logro este fantástico efecto improvisando su arte en el momento. Algunas personas comparan la fachada del edificio con un acantilado de rocas y cuevas, razón por la que durante su construcción, la gente le dio el apodo de "Pedrera", nombre que se sigue usando hasta la fecha.

El interior de la Casa Mila no deja de impresionar a nadie. Es por eso que la planta mas alta, el ático y el tejado están abiertos al público. El apartamento de la ultima planta da mas o menos una idea de cómo debió haber sido su decoración a principios del siglo XX. Al igual que su fachada, el interior no presenta líneas rectas, sino que todo son formas onduladas y con mucho relieve. La habitación tiene mucho carácter, con una mezcla de expresionismo y nuevo arte.

En el ático se puede encontrar una exposición de las diferentes obras de Gaudí, basadas en fotos y diseños de sus edificios a pequeña escala.

El tejado es probablemente la parte más extraordinaria del edificio. Posee una gran cantidad de chimeneas de colores de estilo surrealista. Muchas de estas lucen como guerreros de películas de ciencia ficción, mientras que otras tienen un aspecto más frívolo. Desde el tejado de la Casa Mila puede apreciar las vistas más hermosas del distrito del Ensanche.

La Casa Milà fue declarada Monumento Histórico-Artístico de Carácter Nacional en 1969, y en 1984 la UNESCO la incluyó dentro del Lugar Patrimonio de la Humanidad "Obras de Antoni Gaudí". Estas obras son visitadas por miles de turistas cada año, quienes suelen hospedarse en alojamientos de los alrededores, desde donde pueden iniciar más fácilmente sus excursiones.

Si tiene intenciones de visitar la hermosa ciudad de Barcelona, ni dude en ningún momento dedicar un poco de tiempo para admirar las obras de Antoni Gaudí, en especial la Casa Mila. La arquitectura de la ciudad es un vivo reflejo de este talentoso arquitecto que hoy en día es considerado como uno de los más grandes de Europa.

Además, la ciudad le ofrece muchas otras atracciones que no debe perderse. Tendrá la oportunidad de hospedarse en los mejores hoteles de Barcelona, donde podrá descansar y comer como los dioses, estando solo a un paso de las atracciones mas importantes de la ciudad.

Conciertos de música clásica en La Pedrera

Vuelve el formato de tres conciertos de música clásica diarios a La Pedrera. Organizado por la Obra Social de CaixaCatalunya, el Cortijo y Mas Festival, ofrecerán al público una serie de conciertos de música de cámara de 30 minutos de duración, en un escenario privilegiado. El ciclo durara hasta el próximo 31 de agosto y con los siguientes horarios: a las 19, 20 y 21 horas.

En estos conciertos se interpretaran algunas de las grandes obras del repertorio clásico universal, además de reivindicar la figura de los compositores de nuestro país, por ello la presente edición se dedica al violinista, director y compositor: Joan Manén (1883 – 1971), entre las obras que se podrán disfrutar destacan piezas de Schubert, Saint Saëns, Haydn, Paganini, Mozart... entre otras interpretadas por el Cuarteto Albéniz, Jean – FranÇois Dichamp, Santi Mirón y Lluís SoléAlí Arango, el Bolulevard of broken dreams, el duó Clar – i Forte, Marija Ivanovic y el Cuarteto Manén. El 31 de agosto se cerrará el ciclo con el Trío Arriaga, que tendrá una duración de una hora.

Aviso legal - Contacto - © 2019