Que ver en La Pobla de Lillet

Que ver en La Pobla de Lillet

Si se sigue el curso del río Llobregat hasta la sierra de Falgars —en la comarca del Berguedà—, el viajero se topará con un encantador municipio capaz de aunar con acierto un innegable encanto medieval e intenso pasado fabril: La Pobla de Lillet.

Bañada por el Llobregat, el Arija y el torrente de Regatell, esta pequeña localidad de 1.303 habitantes (según los datos del 2010), debe su estampa más característica al agua. De hecho, su más bella enseña son los puentes que atraviesan la población, destacando entre ellos el denominado Pont Vell. De origen medieval, esta obra descuella por su espectacular arcada.

En cualquier caso, La Pobla de Lillet también cuenta con otros lugares de gran atractivo. Buena muestra de ello es la iglesia de Sant Miquel de Lillet, templo románico erigido en el siglo XII y situado a unos 2 km del núcleo urbano. Se trata de un curioso edificio de planta circular —es uno de los pocos que presentan este rasgo en Cataluña— y dotado de un ábside de medio punto.

Por otro lado, se recomienda acercarse hasta el viejo monasterio de Santa Maria de Lillet (siglos X-XII), también de factura románica. Antigua residencia de una comunidad canonical, su mayor atractivo radica en su claustro, de gran sobriedad y caracterizado por la ausencia de decoración escultórica.

Y por supuesto, no deben dejar de visitarse los Jardins Artigas, obra modernista del inconmensurable Antoni Gaudí. Para llegar hasta allí (el recinto se encuentra a 1 km del centro de La Pobla de Lillet), conviene reseguir el camino del complejo industrial. Los jardines se encuentran junto al río, un tanto escondidos.

Finalmente, es aconsejable visitar las ruinas del castillo de Lillet, situadas sobre una peña cercana. Del mismo modo, los amantes de la naturaleza disfrutarán descubriendo la cascada de la Font del Bisbe —junto a la riera de Solls—, así como el mirador del Roc de la Lluna, sito a 1.481 m de altitud.

Aviso legal - Contacto - © 2020