Que ver en Montserrat

Que ver en Montserrat

Entre las tarjeta y pases de diferentes usos que hay en Barcelona hay uno que pese a no ser muy conocida es quizás uno de los más interesantes. Se trata del Tot Montserrat, tarjeta que nos mostrará todos los ángulos de la montaña de Montserrat.

Y es que éste es un espacio rico y pluridimensional, un parque natural único en Catalunya, uno de los museos más importantes del país y la sede del santuario dedicado a la Madre de Dios de Montserrat, es decir, la Moreneta, patrona de Catalunya.

Así, con el billete combinado Tot Montserrat podremos conseguir toda una serie de ventajas a nivel de cultura, transporte y gastronomía para poder disfrutar de la visita a este lugar emblemático, único y especial de Catalunya y Barcelona.

Este billete incluye el metro de Barcelona, que garantiza a su vez la conexión con el tren (un billete de ida y vuelta). Cuando lleguemos al tren, con el Tot Montserrat también podremos viajar hasta Monistrol de Montserrat y volver de la misma manera. Una vez allí, podremos elegir entre el tren Cremallera y el Aéreo de Montserrat, dos formas de transporte colectivo que suben a Montserrat y permiten descubrir espectaculares vistas de la montaña.

Además, podremos hacer un uso ilimitado de los Funiculares de Sant Joan y de la Santa Cova. Con el primero podremos ver los impresionantes paisajes que esta montaña nos ofrece desde los Pirineos hasta el mar, mientras con el segundo podremos llegar hasta el lugar donde se dice que apareció la Madre de Dios de Montserrat.

Con el Tot Montserrat podremos también acceder al espacio audiovisual, la cual nos hará un recorrido virtual para descubrir el interior del monasterio benedictino que allí se encuentra. También incluye la visita al Museo de Montserrat, bello rincón donde podremos contemplar obras tan interesantes como los de Miró, Dalí, Picasso, Tàpies y El Greco así como tesoro del antiguo oriente bíblico. Finalmente, podremos disfrutar de una comida típica catalana en el restaurante de Montserrat.

Se trata de una tarjeta con el que podremos disfrutar de todos los servicios y vistas que la montaña mágica de Catalunya nos ofrece. Otro monasterio que podemos visitar cercano al municipio de Vic es el de Sant Miquel del Fai.

Monasterio Montserrat, capital espiritual de Cataluña

El monasterio benedictino de Montserrat, también llamado monasterio de Santa María de Montserrat, es un monasterio situado en plena montaña, en la comarca del Bages, a 40 minutos de Barcelona. Se encuentra a una altura de 720 metros sobre el nivel del mar y es considerado uno de los símbolos más característicos de Cataluña.

Cuenta la leyenda que en el año 880 unos niños pastores vieron una luz en una cueva en la montaña, apareciendo después la imagen de la virgen de Montserrat, conocida como La Moreneta. En 1884 el día 11 de Septiembre, el papa León XIII declaró a la Virgen de Montserrat oficialmente como patrona de Cataluña.

Para acceder al complejo, se puede hacer a través de carretera, por tren y cremallera desde la estación de tren de Monistrol de Montserrat o por teleférico desde la estación de tren de Aeri de Montserrat muy cercano a la población de Olesa de Montserrat.

La Basílica, el museo y la Santa Cueva de Montserrat son algunas de las visitas que te recomendamos no perderte.

Cada 27 de abril, los distintos puntos de la geografía catalana rinden un sentido homenaje a la que desde el año 1881 es su patrona: la Virgen de Montserrat.

Su emblemática imagen —sin duda una de las más admiradas y veneradas— reposa en el interior de un santuario situado en el municipio barcelonés de Monistrol de Montserrat, y cuya importancia va más allá de la esfera religiosa. Como no podía ser de otro modo, se trata del monasterio de Montserrat, un lugar de peregrinación obligada independientemente de si se es creyente o no.

Fundado en 1025 por el abad Oliba (971-1046), abad de Santa Maria de Ripoll e impulsor del románico en Cataluña, este complejo benedictino alcanzó su máximo apogeo en el siglo XV. Tras sufrir el saqueo de las tropas francesas en 1812 (coincidiendo con la guerra de la Independencia), el edificio sufrió varias reformas que alteraron su aspecto inicial. De hecho, la mayor parte de las construcciones que hoy se pueden visitar corresponden a los siglos XIX y XX y carecen de interés arquitectónico. La basílica, remodelada por última vez en 1996, se inscribe en el gótico tardío, mientras que la fachada, de factura neobarroca, data de 1901. La del monasterio, que sirve de acceso a la basílica, se inició en el año 1939.

En cualquier caso, el principal tesoro del recinto monástico es una talla del siglo XII o XIII que representa a la Virgen de Montserrat con Jesús en brazos, y que es conocida popularmente como La Moreneta por ser de color negro. A la derecha del altar de la iglesia, se abre paso una escalera que conduce a su camerín.

Asimismo, es recomendable tomar el funicular hacia la Santa Cova, gruta que asistió al hallazgo de la imagen de la Virgen a manos de unos pastores. El lugar se halla precedido por el denominado camino del Rosari, flanqueado por un conjunto monumental modernista.

Centro de peregrinaje y espiritualidad

No hay ninguna duda de que la ciudad de Barcelona ofrece, a quien a ella llega, un gran abanico de posibilidades a la hora de visitar sus lugares de interés y su extenso patrimonio. Sin embargo, también su provincia dispone de lugares muy recomendables de visitar.

Si hay un lugar en la provincia que nadie debería dejar de visitar es, por supuesto, el Monasterio de Montserrat, un lugar de peregrinaje, emblemático para los catalanes.

Un monasterio benedictino que se halla en las fascinantes montañas de Montserrat, cuyo conjunto es todo un símbolo para Cataluña. Cada fin de semana el lugar se llena de personas que suben a dicho lugar para poder contemplar estas enigmáticas y mágicas montañas, su Monasterio o la talla gótica de la Virgen de Montserrat.

A ser posible, una de las cosas que también desea todo aquél que sube al Monasterio es oír cantar a los pequeños de su Escolanía, una de las más antiguas de España. Las voces del coro infantil en el Monasterio con el fascinante escenario de sus majestuosas montañas detrás, unido todo ello a la espiritualidad que el lugar desprende, forman una combinación que impacta y sobrecoge al visitante.

El conjunto del monasterio está formado por dos edificios, la Basílica y el que tiene como finalidad atender a los peregrinos y visitantes, en el cual quedan incluidas algunas tiendas y restaurantes. Hay asimismo un importante museo que alberga obras de muchos de los mejores artistas catalanes.

El Monasterio está regido por monjes benedictinos, que llevan al frente del Monasterio más de 1000 años.

En cuanto a la talla de la Virgen de Montserrat, patrona de la comunidad catalana, data del siglo XI, y es de estilo románico, hecha con madera de álamo.

Finalmente, se aconseja al viajero que no deje de comprar la deliciosa coca de Montserrat en alguna de las numerosas tiendas de recuerdos que rodean el monasterio. Eso sí: si es posible, se debe adquirir a primera hora, ya que se agotan enseguida.

Monistrol de Montserrat

El gran atractivo de Monistrol es la cercanía con la montaña de Montserrat. En realidad, más que cercanía se puede decir que el pueblo forma parte de la propia montaña. Situado en la comarca del Bagés, cuya capital es Manresa, a 50 kilómetros de Barcelona, se llega fácilmente hasta aquí tanto en coche como a través de la línea de Ferrocarriles de la Generalidad de Cataluña. Desde la estación el Cremallera de Montserrat conecta con la montaña.

Monistrol cuenta con algo más de dos mil habitantes. Su ubicación y su atractivo hace que sea una de las principales excursiones de la provincia. El río Llobregat divide el pueblo en dos, con el poblado original a la derecha y las nuevas edificaciones al otro lado. Además del atractivo del Monasterio de Montserrat, el paisaje y el entorno de Monistrol es muy hermoso, ya que se halla en el corazón del Parque Natural de la Montaña de Montserrat.

El centro histórico de Monistrol nos ofrece un laberinto de pequeñas y estrechas callejuelas. Hay bastantes lugares de interés, como el puente gótico sobre el Llobregat de mediados del XIV que une ambas partes del pueblo; o el claustro del Palau Prioral, construido en el siglo XIV, posiblemente de los ejemplos de arquitectura gótica civil más hermosos de Cataluña; o la Bestorre, una torre medieval de defensa que preside la villa.

Otros edificios que debemos conocer en Monistrol son la Iglesia Parroquial de San Pedro, erigida sobre la antigua del mismo nombre que ya existía en el siglo IX; la plaza porticada del Bo-Bo, diseñada tal como la vemos actualmente en el siglo XVII; la Fuente Grande y el Árbol del Gibert, declarado Árbol Monumental de Cataluña.

Uno de los parajes más hermosos es el que se halla junto a la Ermita de Santa Cecilia, situada junto a la carretera que une Monistrol con Igualada. Más que la ermita en sí, de pequeñas dimensiones, lo que más impresiona es encontrarnos a los pies de la montaña. Los famosos macizos rocosos de Montserrat parece como si se nos fueran a caer encima en cualquier momento. La estampa es magnífica e impactante.

Hay rincones de Monistrol que resultan muy llamativos, especialmente porque todo el pueblo se halla bajo la mirada de la montaña mágica de Montserrat. Ya que estáis nada mejor que tomar el célebre Cremallera de Montserrat, que une Monistrol con la montaña. Fue inaugurado el 6 de octubre de 1892, por lo que es todo un símbolo de la región.

Montserrat, la cima de Barcelona

Montserrat es para el catalán la joya de la corona. Símbolo de la catalanidad, las grandes curvas que hay para llegar hasta su monasterio no son problema para todo aquel catalán o visitante que visita regularmente la montaña, diría yo, más bonita de la provincia de Barcelona.

Pero en el fondo, Montserrat es un lugar muy poco conocido. Su visita tradicional se reduce al Monasterio y a los lugares cercanos. No obstante, Montserrat nos ofrece mil lugares más que conocer o donde disfrutar. Se puede hacer senderismo, escalada y cualquier deporte imaginable en la montaña. Pero sin ser deportista también se pueden visitar otros lugares de la zona.

Así, hoy proponemos que, durante tu estancia en Barcelona, emprendas una ruta por las ermitas y miradores de la montaña más bella de esta provincia.

A finales del siglo IX, Montserrat contaba con nada más y nada menos que 13 ermitas construidas en los lugares más altos y remotos de la montaña. No obstante, estas ermitas fueron abandonadas tras la ocupación de Napoleón y hoy, todavía podemos utilizar los caminos que conducían a las ermitas como paseos realmente agradables.

Es recomendable que, antes de iniciar ningún tipo de ruta hacia las ermitas, uno se documente en el centro de información sobre el estado actual de los senderos pues puede que alguno que otro presente dificultades. En verano es recomendable llevar abundante agua y gorro y aunque los caminos no tengan especial dificultad, es recomendable utilizar un buen calzado.

Una de las pequeñas rutas recomendadas es el de la Santa Cova, donde en una hora y cuarto podemos divisar unas extraordinarias vistas del valle del Llobregat y ver la Santa Cova, donde, se supone, que se descubrió la Virgen de Montserrat.

Otra de las rutas puede ser el de Sant Jeroni, el punto más alto de Montserrat, a dos horas desde el funicular que llega al Monasterio. A 1.236 metros sobre el nivel del mar, es un recorrido fácil y la ascensión se concentra sobre todo en el último cuarto del trayecto. En la cumbre todo es extraordinario. La vista se extiende desde la costa mediterránea hasta los Pirineos. Para la vuelta existe la opción de volver por el valle, de hecho, en el camino hay un refugio con 25 plazas donde no es posible reservar.

Pero además la montaña y su conocida fisonomía esconde dentro de ella cuevas subterráneas como la cueva del Salnitre que inspiró a artistas de renombre como Antoni Gaudí. Para poder ver estas cuevas debes llegar hasta el pueblo de Collbató, posteriormente accederásr por unas escaleras de 244 escalones. La temperatura interior es de unos 14º y su humedad relativa es del 97%.

En fin, ¿queréis ver Cataluña en todo su esplendor? Pues subir hasta arriba de Montserrat puede ser una opción muy buena.

Aviso legal - Contacto - © 2020