Museos de Barcelona

Museos de Barcelona

La ciudad cuenta con una gran diversidad de museos donde descubrir siempre arte nuevo y diferente como el Museo de chocolate de Barcelona. Desde algunos gratuitos, como el Caixa Forum con exposiciones temporales que mezclan varias disciplinas artísticas, hasta los más consolidados, como el Museo Picasso, el más visitado de toda la urbe o el mítico museo marítimo de Barcelona.

Pero los más pequeños disfrutarán seguro con el CosmoCaixa, el museo de la ciencia, ubicado cerca del Tibidabo, un lugar donde experimentar y entrar en contacto con lo científico, la naturaleza, la historia… destaca su planaterio, un Universo de ficción donde ver estrellas, planetas… con su debida explicación.

Otros museos más modernos son el MACBA, un gran edificio blanco y acristalado, que sorprendió a todos cuando se construyó en la Plaça dels Àngels del Raval. Las exposiciones de arte contemporáneo más atrevidas se concentran en este lugar que ofrece siempre descuentos y ofertas. Expone obras de la segunda mitad del siglo 20, pudiendo encontrar obras de muchos grandes artistas. Cada trimestre aproximadamente, las exhibiciones se renuevan.

Por otra parte, y para toda la familia, el Museo de Zoología es todo un descubrimiento. Ubicado en el Parque de la Ciutadella, engloba fósiles, especies naturales y un zoo donde ver los animales de cerca, un lugar que pronto se trasladará a otras dependencia y se construirá una parte anexa, dontándolo de mayor amplitud.

El Museo del Temple Expiatori de la Sagrada Familia está casi exclusivamente dedicado a la historia y construcción de la Sagrada Familia. Debido a la gran afluencia de gente que recibe la Sagrada Familia, se trata de uno de los museos más populares de la ciudad condal.

La Pedrera es otra de las más brillantes creaciones de Gaudí y a su vez, es el segundo museo más visitado luego de la Sagrada Familia.

El museo del Fútbol Club Barcelona es un paraíso para los amantes de este trepidante deporte. Se trata del cuarto museo más visitado de Barcelona y cautiva la atención de los fans con piezas relacionadas con el deporte en el club que tienen una antigüedad centenaria.

El CCCB es otro de los museos más populares de Barcelona y tiene exposiciones artísticas regulares que incluyen fotografías, pinturas, esculturas y frescos correspondientes a diversos períodos.

El Museo de Historia de Cataluña es el lugar ideal para todos los que desean hacer inmersión en la historia de la región.

El Museo Picasso es la galería de arte de Barcelona más famosa. La misma atesora una de las colecciones de obras artísticas más valiosa de Picasso. El museo ha expuesto las pinturas en orden cronológico, incluyendo desde los primeros trabajos de Picasso hasta sus últimas creaciones.

La Fundación de Joan Miró comprende un periodo de tiempo muy amplio en la obra de Miró, desde el año 1914 en adelante. Esta colección incluye pinturas, esculturas, tapices y sus primeros bocetos.

El Museu Nacional de Arte de Cataluña es otro de los museo de arte moderno más visitados en la ciudad condal también abreviado como MNAC. Desde este edificio es posible contemplar magníficas vistas de Barcelona. El museo alberga una gran diversidad de obras correspondientes al arte romanesque, tallas, esculturas, obras de metal, etc.

Pero éstos son sólo algunos de los museos más destacados, como el mítico Museo de cera de Barcelona o el museo de ciencias naturales de Barcelona. ¿Qué esperas para conocerlos?

Dos museos, el Egipcio y el de Ciencia

Barcelona tiene museos para todos los gustos y muestra de ello son el museo egipcio (calle Valencia 248) o el museo de la ciencia (calle Teodor Roviralta 55).

Perteneciente a la Fundació Arquelògica Clos (creada en 1933 por iniciativa del empresario hotelero Jordi Clos i Lombart con el objetivo de fomentar el estudio y la difusión del conocimiento de las civilizaciones antiguas y, especialmente, del Egipto faraónico), el museo egipcio de Barcelona está dedicado a la cultura del antiguo Egipto. Si se le compara con el Museo de El Cairo, o las secciones egipcias del British Museum, el Louvre o el Metropolitan, evidentemente este museo barcelonés le resultará pequeño, lo que no quiere decir que malo.

El museo egipcio de Barcelona, tiene una colección que sorprende por su variedad y su calidad, de la que sobresale y es la pieza más destacada del museo, la momia de la niña Kemet. Los frisos de la tumba de Ini tampoco tienen pérdida.

Y es que el museo tiene una particularidad. No sólo está abierto de día sino que ofrece también visitas nocturnas dramatizadas donde el mundo del Nilo antiguo cobra vida. Normalmente las visitas nocturnas se hacen el viernes.

En cuanto al museo de la Ciencia (Cosmocaixa), seguramente (dejando de lado a Valencia) el de Barcelona sea el mejor museo científico del Estado y uno de los mejores de Europa. La gracia que tiene es que todo es interactivo, es decir, no es el típico museo aburrido donde no paras de ver y leer sin poder investigar por ti mismo sino que todo lo contrario. No sólo se puede tocar, sino que es imprescindible la participación del visitante. Desde la renovación de 2004, el espacio del museo se ha multiplicado por cuatro y ello ha llevado, evidentemente, a que las propuestas o exposiciones del museo también hayan ganado en amplitud –y por lo tanto- en interés. Es imprescindible venir con ganas de aprender y enredar.

En fin, Barcelona tiene muchos museos y de todo tipo y aquí sólo he expuesto los ejemplos de ello. Por una parte, un museo con el objetivo de enseñar la vida de una cultura de hace milenios y por otra, un museo que nos ofrece exposiciones temporales y perpetuas para poder conocer a fondo el mundo en el que vivimos. Cualquiera de los dos museos son buena elección para pasar una agradable tarde.

Aviso legal - Contacto - © 2019