Museo Picasso de Barcelona

Museo Picasso de Barcelona

Hasta el próximo día 1 de septiembre de 2013 tendréis la posibilidad de visitar en el Museo Picasso de Barcelona, que celebra su 50 aniversario, la primera exposición de autoretratos del gran maestro malagueño Pablo Picasso.

A propósito de este género, él mismo decía: "Cuando comienzas un retrato y buscas una forma pura, un volumen limpio, a través de eliminaciones sucesivas, llegas inevitablemente al huevo Del mismo modo, comenzando con el huevo y siguiendo el mismo proceso a la inversa, terminas con el retrato".

Esta exposición es una ocasión única de repasar la vida artista, desde su infancia hasta los años que precedieron a su muerte, a través de una colección de autorretratos que muestran como Pablo Picasso se veía así mismo durante las diferentes etapas de su vida.

El género del autorretrato es uno de los más complicados, una manera de desnudarse, expresando con arte la sinceridad de sus sentimientos. En este sentido, Picasso dio una clase magistral dejando en su haber un gran número de obras donde se reafirma en esta disciplina.

La exposición "Yo Picasso" reúne obras destacadas de su producción, entre las que cabe mencionar: Autorretrato (Yo), 1901, de The Museum of Modern Art, Nueva York; Autorretrato, 1901-1902, de la National Gallery of Art, Washington; Autorretrato, 1906, de The Metropolitan Museum of Art, Nueva York; Autorretrato, 1907, de la Národní Galerie, Praga; Cabeza de hombre, 1972, de The Hakone Open-Air Museum, Tokio, y Autorretrato, 1972, colección particular, Tokio / Cortesía de Fuji Television Gallery.

La exposición lleva el nombre de "Yo Picasso, autorretratos" y el horario de visitas es de martes a sábado de 10 h. a 20 h.

La Barcelona de Pablo Picasso

Uno de los más típicos recorridos por Barcelona es el que se centra en el paso de Pablo Picasso por esta ciudad catalana. Esta visita guiada dura aproximadamente dos horas y recorre a lo largo el Barri Gotic desde la Plaza de Catalunya hasta el barrio de Ribera donde se encuentra el Museo Picasso, deteniéndose en los puntos más importantes de la estadía del artista.

Café Els Quatre Gats y la primera exposición individual de Picasso

La Casa Martí -uno de lo diseños más típicos del famoso arquitecto Puig i Cadafalch- alojó en su planta baja el café-restaurante Els Quatre Gats, fundado por Pere Romeu, Santiago Rusiñol, Miguel Utrillo y Ramón Cases. Aquí el joven Pablo Picasso conoció a muchos de los personajes de la bohemia del momento -que acompañarían sus derroteros por toda Europa en los años siguientes- y realizó su primera exposición individual.

Murales del Colegio de Arquitectos

A pocos metros de Els Quatre Gats se encuentra el edificio del Col-legi d'Arquitectes en la Plaça Nova, dónde puedes ver los murales diseñados por Picasso y grabados con arena por Carl Nesjar. Los tres frisos se ubican orientados a cada una de las calles que rodean el edificio: el "Friso de los niños" sobre la calle dels Arcs, el "Friso de los gigantes" sobre la Plaça Nova y el "Friso de la bandera" sobre la calle dels Capellans.

La adolescencia de Picasso y la Casa Llotja del Mar

El bello edificio de la Llotja del Mar de Barcelona acogió desde 1775 la Real Academia, institución en que dictaba clases el padre de Pablo Picasso y donde él mismo recibió instrucción.

Actualmente pertenece a la Cámara de Comercio de Barcelona que se encargó de recuperar y restaurar todo el edificio que se encuentra habilitado nuevamente desde 2002.

Porxos d'en Xifré – la primera casa de la familia Ruiz-Picasso en Barcelona

Este importante edificio de viviendas fue la primera residencia de la familia de Pablo Picasso cuando se establecieron en Barcelona en 1895. Desde la terraza, el joven Pablo pintó sus primeras imágenes urbanas, el mar y el paisaje de la ciudad a fines del siglo XIX. Puedes ver muchas de esas obras en el Museu Picasso.

El Museu Picasso de Barcelona

Este museo abrió sus puertas en 1963, con la donación de la colección completa de obras de Pablo Picasso en propiedad de Jaume Sabartés, quién fue su amigo personal y secretario desde 1935. Luego, tanto el propio artista, como sus herederos al fallecer él, siguieron donando obras a la colección.

El Museo Picasso de Barcelona, acoge la colección más grande de obras del artista, casi 4000, en su mayoría dibujos y pinturas del periodo comprendido entre 1890 y 1917, y grabados y litografías producidos entre 1962 y 1982, así como las cerámicas donadas por la viuda del pintor y la famosa serie "Las Meninas" de 1957.

La sede del Museo es un conjunto de cinco palacios de estilo gótico tradicional catalán (siglos XIII y XIV), con una estructura común alrededor de un patio; y hoy cuenta con una superficie de 11.500 m2, con 22 salas de exposición permanente.

Un paseo para vivir la Barcelona que inspiró a uno de los más importantes artistas plásticos de todos los tiempos y entrar en contacto con su legado en el Museo especialmente dedicado a su obra. No te pierdas la Barcelona de Pablo Picasso en tu viaje a esta sorprendente ciudad.

Picasso y Barcelona: una historia de amor

Pablo Ruiz Picasso llegó a Barcelona a la edad de 14 años, procedente de Málaga, y en poco tiempo se integró en la élite intelectual y modernista barcelonesa. Es un hecho que su estancia en la capital catalana fue clave para su desarrollo artístico. Sin la tertulia artística de Els Quatre Gats, un local del cual hablaremos luego, la carrera del gran pintor del siglo XX no hubiera sido la misma. Picasso fue un pintor de cualidades realmente excepcionales pero su talento natural se benefició de la influencia de artistas catalanes como Rusiñol, Casas o Nonell. Gracias a los cuales rompió rápidamente con el academicista que le imponía su padre conservador y autoritario.

Aunque en otras partes de España se discute la importancia de su etapa barcelonesa, lo cierto es que la influencia fue fecunda. Picasso hablaba catalán tan habitualmente como lo hacía en español o francés y en muchas entrevistas dijo que él también se consideraba catalán . Su visión universal y abierta tuvo siempre su parte barcelonesa. Este comunión con la ciudad vanguardista de principios de siglo se plasma en el cuadro fundacional del cubismo, Las señoritas de Avignon, que en realidad no eran de esta bella ciudad del sur de Francia sino de la calle de Aviñón en el corazón del barrio gótico.

Los críticos han calificado el célebre cuadro de protocubismo e inculso lo han catalogado como el periodo africano de Picasso. Parece fuera de toda duda que con esta obra Picasso experimentó un cambio radical en la forma de pintar, pues rompió completamente con el realismo eliminando la profundidad en el cuadro y la reproducción del ideal femenino que hasta entonces era norma Se dice que la inspiración que Picasso siguió para realizar sus señoritas fue el arte primitivo.

Y sólo hay que fijarse en el rostro de las dos señoritas en la derecha del cuadro para percatarse que se trata de dos máscaras africanas, un arte que entonces comenzaba a descubrirse en Europa gracias a la infausta aventura colonial de las potencia europeas. Las dos figuras centrales, en cambio, parecen sacadas de algun fresco medieval o quizás de ciertas esculturas ibéricas, mientras que la de la izquierda parece un perfil egipcio.

"Cerámicas de Picasso. Un regalo de Jacqueline a Barcelona"

Si eres de los que te gustan las exposiciones de arte curiosas y si te gusta Picasso, aún estás a tiempo. Hasta el 1 de abril puedes visitar en Barcelona una exposición que consta de 41 piezas de cerámicas donadas por una de las herederas del genial artista, Jacqueline Picasso.

Esta exposición en el Museo Picasso de Barcelona, muestra las obras de arte que el maestro modeló en barro y arcilla. Jacqueline trabajó en el taller de cerámicas Madoura donde conoció a Picasso. De su vínculo con el taller y con el artista se entiende esta donación de la que fuera la segunda esposa del artista.

Aunque la muestra cuenta con varias piezas de gran importancia, da especial importancia a los grupos de 'plats longs' y 'empreintes' originales decoradas donde Picasso llevó a cabo la mayor parte de sus experimentos en el ámbito de la cerámica, pero también a las 'pignates', con una decoración que recuerda las tradiciones ceramistas de la antigüedad, y los 'plats espagnols', que, tanto por la forma como por la iconografía, son una referencia a las famosas platas españolas de los siglos XVI y XVII.

Además, mientras dure la exposición de cerámicas de Picasso, se realizarán talleres tanto para niños como para adultos en los que se enseñarán diferentes técnicas de cerámica, así como una exploración sobre el objeto artístico y el cotidiano, estudiando cómo Picasso utilizaba platos y bandejas y los convertía en objetos de arte.

Con el taller para adultos para aprender a trabajar con el barro, una de las la materias primas más humilde y dúctil, la cual se deja moldear, deformar, cortar, añadir, quitar, pintar…, nos acercaremos lo más posible a las sensaciones que vivió Picasso mientras realizaba sus obras menos conocidas.

Picasso vs Rusiñol, una exposición para no perderse

Picasso versus Rusiñol es la típica confrontación entre dos artistas que tanto gusta a un público ávido de explicaciones para comprender el mundo. Hasta el 5 de septiembre del 2010 en la sede del Museo Picasso ( www.museupicasso.bcn.es) podrá verse esta magna exposición, digna de ser recomendada a todo turista con inquietudes culturales. Para empezar las comparaciones formales entre Pablo Ruíz Picasso y Santiago Rusiñol permiten al espectador entender la historia del arte o la trayectoria de un artista de manera lógica y comprensible. Tal y como dice el catálogo, la exposición "analiza y demuestra por primera vez el proceso de seguimiento, absorción y posterior superación de Picasso hacia la figura de Rusiñol".

Aquí Rusiñol, el más conocido de los pintores catalanes, representa todo un mundo artístico, el modernista catalán de principios del siglo XX, que sirve al museo para subrayar la importancia decisiva de la etapa barcelonesa de Picasso (entre 1895 y 1904). De esa forma se nos da a entender que Picasso llegó a ser quien fue porque durante su período de formación vivió en Barcelona y entró en contacto con el modernismo, encabezado por Ramón Casas y Santiago Rusiñol. No cabe duda que hablamos de una tesis seguramente polémica porqué queda la pregunta inevitable que no contesta la muestra, ¿por qué sólo uno de todos aquellos jóvenes que iban a Quatre Gats, el Cau Ferrat de Sitges o el Montmartre parisino, se convirtió en el artista totémico del siglo XX mundialmente conocido y reconocido? ¿Por qué motivo sólo Picasso acabó siendo Picasso? Algo que ni las biografías ni la historiografía del arte pueden contestar fácilmente. Es por ellos que se suele buscar en las influencias un punto de referencia. En este sentido, la exposición "demuestra" también como Rusiñol viene a ser quien transmitió al malagueño la admiración por El Greco, el pintor que inspiró determinadas temáticas e incluso ciertos cromatismos, desde la pintura de jardines o el toque atmosférico de la muerte y la enfermedad, o incluso el gusto compartido por el color azul.

En esta gran exposición se exhiben en paralelo los cuadros del uno y del otro, para que el espectador puede corroborar la similitud buscada: Jueves Santo en Pollensa de Rusiñol tiene los mismos tonos azulados que Nocturno barcelonés de Picasso. El famoso cuadro La morfina de Rusiñol se puede comparar con el retrato de una enferma hecho por Picasso. Como prueba definitiva vemos unos dibujos de Picasso sobre L'Auca del Senyor Esteve de Rusiñol, la obra teatral más conocida del artista catalán, mientras se nos dice que el viejo pintor fue uno de los primeros en comprarle obra.

Quien sabe. Borges decía que todo escritor crea sus propios precursores. Y la relación unidireccional maestro-alumno es siempre algo relativo y cuestionable. En todo caso, lo importante es que los espectadores que asistan a esta muestra podran ver cuanto de Santiago Rusiñol se encontra en la obra de Pablo Picasso y así en este gran angular comprenderán un poco mejor las maravillas que se cocieron en aquella Barcelona de fin de siècle.

Aviso legal - Contacto - © 2020