Que ver en Prats del Rei

Que ver en Prats del Rei

El otro día comentábamos que Prats del Rei era uno de los municipios más interesantes y a la vez más escondidos de la provincia de Barcelona. Hoy acabaremos por descubrir el por qué.

Paralelo al medieval Carrer Nou, y desembocando a su vez en la Plaça Major, podemos encontrar la Calle Isidre Forn o el popularmente llamado Carrer del Mig. Se trata quizás de la calle más hermosa del municipio, pues posee una morfologia estrecha y alargada, de gran recuerdo histórico, basada en construir edificios invadiendo los espacios públicos dentro de la muralla.

Otra de las calles características y que une la Plaça Major con la iglesia de Santa María es el Carrer de l’Església. Esta iglesia parroquial fue levantada entre finales del XVII y principios del XVIII y sustituyó el lugar que ocupaba su anterior y primitiva iglesia del año 945. El edificio posee tan sólo una nave y dos sacristías, una de las cuales aún conserva una puerta que da acceso a un armario con un escudo datado nada menos que del año 1713. También posee seis capillas laterales por lado, una de las cuales se convirtió en otra puerta de acceso lateral, y otra sirve como capilla del Santísimo Sacramento, es decir, el panteón de la familia Llobet.

En la iglesia podemos encontrar también cinco lápidas sepulcrales fechadas entre los siglos I y III d.C., una de las cuales está dedicada a Caius Annius Proculus y se trata de una reproducción, ya que el original se encuentra en el Museo de Arqueología de Catalunya. Este epígrafe nos demuestra que el nombre de la villa en época romana era Sigarra, nombre de procedencia indígena. Tras la iglesia podremos encontrar a su vez la necrópolis romana, en la que se han descubierto restos romanos e íberos.

Dejando de lado la iglesia y sus alrededores, y volviendo a la morfología urbanística de Prats del Rei, recomendamos uno de los rincones mágicos del municipio, el carrer de Baix. Se trata de la calle que une la iglesia con la plaça de la Sardana, una calle sin salida que daba a la muralla. La calle comienza en una zona amplia y se va haciendo cada vez más estrecha a medida que baja. En la zona más baja podremos disfrutar o sentir la magia de la calle entre la oscuridad y una sonoridad característica.

En fin, hay mucho que contar de Prats del Rei, por lo que en estos dos posts hemos dado una idea de lo que se puede hacer. No obstante, merece la pena reservar nuestros vuelos low cost a Barcelona, y desde allí ir y disfrutar de las sorpresas que nos depara el municipio, sorpresas de un lugar por el que han pasado varias civilizaciones y cuya peculiaridad actual se basa precisamente en la mezcla entre lo antiguo y lo medieval, entre lo medieval y lo moderno, entre lo antiguo y moderno.

Aviso legal - Contacto - © 2020