Restaurantes en Barcelona

Restaurantes en Barcelona

Restaurante Agua

Situado en el Paseo Marítimo, el Restaurante Agua tiene una ubicación privilegiada a pie de playa. Su terraza junto al mar la convierte en un sitio idóneo para una tranquila cena o comida, mientras se disfruta de unas bellas vistas del Mediterráneo. Ofrecen una cocina marinera elaborada con productos muy frescos, platos sabrosos y sencillos.

Especialidades: Arroces al horno de carbón (arroz de alcachofas, de gambas, de sepia…), cola de rape, solomillo de buey con salsa de foie y manzana

Modalidad: Carta y menú para grupos. Hay menú infantil
Descanso: No cierra. Dirección: Paseo Marítimo de la Barceloneta, 30
Teléfono: 932 251 272
Página web: www.grupotragaluz.com/restaurantes/agua/

Restaurante Ca la Nuri

El Restaurante Ca la Nuri se sitúa en primera línea de mar, en la playa de la Barceloneta, Es un agradable local amplio y luminoso, con grandes ventanales que ofrecen una panorámica impresionante del Mediterráneo, y con una terraza situada prácticamente en la arena de la playa. Destaca por sus frescos pescados, procedentes directamente de la lonja, con los que elaboran una cocina marinera de gran calidad, como lo atestigua el prestigio del local en los 50 años que lleva abierto.

Especialidades: Arroz caldoso con buey de mar, fideuá marinera, arroz con cigalas y núscalos, bacalao a la llauna, pulpo al horno con hummus, merluza con verduritas

Modalidad: Carta y menú
Descanso: Domingos por la noche y lunes todo el día. También cierra la noche del 22 de abril

Dirección: Paseo Marítimo de la Barceloneta, 55 (en la playa del Somorrostro)
Teléfono: 932 213 775
Correo electrónico: info@calanuri.com
Página web: www.calanuri.com

Restaurante Chiringuito Las Sardinitas

Con una magnífica terraza a pie de playa y con impactantes vistas al mar, el Restaurante Chiringuito Las Sardinitas es un agradable local, de ambiente relajado en el que uno se siente a sus anchas. Se halla en la Ronda Litoral de la Ciudad Condal, y ofrece una cocina marinera a base de platos sencillos pero exquisitos. Tiene un buen surtido de tapas. Cabe señalar su excelente relación calidad-precio.

Especialidades: Sardinas a la brasa, mejillones, almejas, calamares, pulpo, y una gran variedad de pescado y marisco fresco, así como parrilladas de pescado y paellas

Modalidad: Carta y menú Descanso: Abre todos los días

Dirección: Travessera de Gracia, 44-46
Teléfono: 93 221 14 01
Correo electrónico: info@monchos.com
Página web: www.monchos.com/restaurantes/el-chiringuito/

Restaurante El Petit Bangkok de Barcelona

¿Estáis buscando un restaurante para ir a cenar durante el fin de semana? Una recomendación: El Petit Bangkok.

El Petit Bangkok es un restaurante pequeñito y muy acogedor, en el que podremos degustar una variedad de platos Thai de altísima calidad. Esta regentado por una pareja, el catalán, ella thai, los cuáles nos tratarán como si estuviésemos de visita en su casa: un trato excepcional, en un lugar muy agradable. Además, la carta es muy variada, y los precios muy económicos. ¿Qué más se puede pedir?

Eso sí, recomendamos reservar antes, ya que el local sólamente admite a 20 comensales. Pero esto también es uno de los encantos del restaurante.

Dirección: C/ Saragossa, 85
Teléfono: 616 18 51 96
Precio aproximado carta: 20 €

Teresa Carles, deliciosa comida vegetariana!

El nombre de Teresa Carles es el de la Chef propietaria del local y también autora del libro ¨La cocina del cielo, Recetas Vegetarianas¨. Desde el 1979 ella junto a su marido están al mando de restaurantes vegetarianos de prestigio como el ¨Paradís de Lleida¨o ¨Boabab¨, este último en Zaragoza. Hasta el 2011 no se inauguró Teresa Carles.

Me encantan las comidas o cenas sorpresa! Quedar con alguien y no saber a que sitio te va a llevar es muy divertido. El pasado viernes quedé con una amiga y el restaurante lo escogió ella y yo no tenia ni idea de nada, era una cena sorpresa :) !

Cuando me quise dar cuenta me encontré en un local decorado de forma funcional. Lo que más me gustó es que la cocina está a la vista solo entrar… además se ve la nevera/ mostrador donde guardan todos los alimentos frescos. Me pareció muy original ver el producto que te van a servir en la mesa sólo entrar por la puerta!

Una vez en la mesa nos decidimos por tres platos para compartir y así probar varias cosas. Las dos nos declaramos ¨fan¨de las croquetas así que uno de los platos que pedimos fue un surtido de croquetas caseras. Habían cinco: setas, tofu, calabaza, queso y espinacas. Todas deliciosas pero en especial destacaría la de calabaza, tenía un sabor y una textura muy agradable.

Seguimos con un plato nuevo de la carta, un Ceviche. Hecho con coco, champiñones, aguacate, pimiento y cebolla. Una mezcla muy lograda. Continuamos con unos canalones. Enseguida que los vi en la carta me llamaron la atención: Canalón XXL con gírgola, boletus y shitake con bechamel trufada. Buenísimos!

Como no podía faltar llegaron los postres, un delicioso coulant con helado de vainilla de Madagascar y una pasta Wontoon con fresas y crema mascarpone al limón.

Coulant

Los chuletones me pierden y si veo en la carta Steak Tartar ya dejo de leer porque será mi elección casi seguro. Es por eso, que quiero que me creáis cuando os digo que es un vegetariano que gustará a todo el mundo. Los platos son elaborados y se nota que cuidan el detalle, además de tener buena materia prima.

La cena sorpresa resultó ser todo un éxito ;)
** Los tres platos + dos postres + dos copas de vino costaron 43 euros.
**De lunes a viernes hay menú por 9,50
**Hay un menú degustación por 25 euros ( mínimo 4 personas)

Dirección:
C/ Jovellanos nº2 08001 Barcelona

Zonas para saborear Barcelona

Comer con vistas al mar

Siempre es un placer almorzar a orillas del Mediterráneo, algo que en Barcelona se puede conseguir con cierta facilidad. Una de las mejores opciones es el barrio de la Barceloneta, situado en el distrito de Ciutat Vella. Allí encontraremos establecimientos como Can Solé (Sant Carles 4; Metro Barceloneta, L4), famoso por servir uno de los mejores arroces de la ciudad, y el Agua, situado al lado del Puerto Olímpico y especializado en todo tipo de pastas, entre las que sobresalen los tagliolini con gambas, ajo frito y guindilla.

En pleno barrio gótico

Con un ambiente bohemio y familiar, el restaurante Agut (Gignàs, 16; Metro Jaume I, L4) es uno de los más recomendables de Barcelona para degustar la cocina catalana. Merece la pena probar su fideuá y la bullabesa de pescado. En el mismo barrio, la bodega La Palma (La Palma de Sant Just, 7) es muy conocida por los vinos catalanes de bota y ciertos cavas del Penedès. Su mejor plato es tan sencillo como apetitoso: la tortilla de patatas con cebolla.

Cerca de la Sagrada Familia

La yaya Amelia (Còrsega, 537; Metro Hospital Sant Pau, L5) es un excelente restaurante de carta que fundamenta sus propuestas en los productos de temporada y en la cocina de mercado. Su gran especialidad es el bacalao. A la vizcaína, a la crema de espinacas, al roquefort o en muchas otras combinaciones que siempre se complementan con una extensa oferta de vinos.

Un jardín en Pedralbes

Quien ande buscando las últimas tendencias de la cocina internacional tiene la opción de subir a la parte alta de la ciudad, donde encontrará El Jardí de l'Abadessa (Abadessa Olzet, 26; Metro Reina Elisenda, Ferrocarriles Catalanes). Se trata de una antigua sandwichería que desde hace algunos años se ha convertido en uno de los restaurantes más carismáticos de Barcelona. Uno de sus mejores platos es el brie frito con salsa de chutney.

Cenas en el Eixample

Este barrio barcelonés cuenta con una gran cantidad de restaurantes donde cenar, pero uno de los más sorprendentes y originales es el Racó d'en Baltà (Aribau 125; Metro Diagonal, L5), que ofrece toda una explosión de colorido gracias a su decoración a partir de productos reciclados. Punto de encuentro para los noctámbulos, tiene en su carta productos tan imaginativos como la ensalada de pato marinado y virutas de foie con vinagreta de almendras.

Cocina exótica en el Raval

El restaurante Imprevist (Ferlandina, 34; Metro Catalunya, L3) nació con el objetivo de sorprender a sus clientes, aunque siempre se trata de una sorpresa positiva, basada en la calidad de sus fogones. Platos mediterráneos, asiáticos, indios y libaneses garantizan una cena sugerente y llena de exotismo.

Pizzas en Sant Andreu

Otra buena solución para cenar en Barcelona es apostar por alguna pizzería. Una de las más recomendables es L'Espurna (Pare Secchi, 21; Metro Sant Andreu, L1). Además de sus clásicas pizzas, dispone de una gran variedad de ensaladas y tostadas.

De tapas en el casco antiguo

El Santa María (Comerç, 17; Metro Jaume I, L4) es uno de esos locales que siempre está lleno a rebosar. Además, no admite reservas por la noche, de manera que siempre es complicado encontrar un hueco para cenar. Pero si lo consigues vale la pena. Las alitas de pollo con especias y las chips de yuca figuran entre sus especialidades.

De tapas por Barcelona

En Barcelona se mezclan decenas, por no decir centenas, de culturas y tradiciones, procedencias donde cada una de ellas trae consigo también su gastronomía. No obstante, Barcelona sigue manteniendo una tradición tan peninsular como propia: las tapas.

Hoy hablaremos de los mejores lugares donde se pueden probar las mejores tapas de Barcelona.

Por ejemplo, podemos comenzar por el Bar Mundial, famoso por sus tapas de mariscos y sus raciones abundantes. Si se quiere reservar se recomienda una mesa, un rincón entre la cantidad de gente del barrio que ocupa sus plazas. Otro lugar a donde ir para probar buenas tapas es a la Bodegueta, punto de encuentro entre los últimos noctámbulos y los primeros trabajadores. Se hacen exquisitas anchoas y cava servido directamente de barril.

En Cal Pep se pueden disfrutar las tapas típicas catalanas rodeado por uno de los ambientes más auténticos de Barcelona. En Casa Lucio los productos frescos como las cebollas confitadas, los tomates semisecos, etc. cuidadosamente seleccionados marcan la diferencia.

En Celta, uno de los mejores establecimientos o bares gallegos en Barcelona se pueden probar tapas típicas de aquella zona como por ejemplo el pulpo a la gallega con su correspondiente sidra fresca.

En el mismo Mercado de la Boquería, en sus pequeños puestos con precios muy económicos se pueden probar tapas con sabor fresco, popular y auténtico. El Quimet i Quimet, toda una institución centenaria, es de visita obligada. Tiene un ambiente de bodega y unos estupendos pimientos rellenos de bacalao.

En Santa María, las tapas son creativamente elaboradas en un entorno muy moderno. Totalmente distinto es el Taktika Berri, uno de los mejores establecimientos vascos en lo que a la gastronomía se refiere. En este local no se puede uno perder los pinchos de bacalao, la tortilla de patata y las croquetas de Carmen.

Por último, todo un clásico. La Taverna del Born tiene deliciosas especialidades como las tapas de bacalao, las croquetas de pollo o los langostinos con champiñones, todo ello acompañado por la tradicional y buenísimo "pa amb tomàquet".

No os preocupeis por si no he puesto las direcciones. Lo he hecho de forma totalmente premeditada pues creo que el centro de Barcelona es un lugar para descubrir. Piérdete por calles que parecen no tener salida y métete en un bar cualquiera. Seguro que, en una de estas, te encuentras con la mejor tapa de tu vida.

Aviso legal - Contacto - © 2019