Que ver en Sant Sadurní d'Anoia

Que ver en Sant Sadurní d'Anoia

Más allá del cava y el vino, Sant Sadurní d´Anoia es también una villa, un pueblo donde conviven diferentes manifestaciones culturales como el arte, la cultura y las fiestas en una perfecta armonía.

Una de sus grandes riquezas cultural es la arquitectura, la cual refleja el paso de los años y el signo distintivo de la evolución del pueblo de Sant Sadurní. Es el caso de Sant Benet d´Espiells, una hermosa y tradicional ermita prerrománica, hecha en el siglo X-XI en el núcleo agregado de Espiells, pero en el municipio que tenemos por tema hoy.

La expansión económica del municipio se refleja, por otra parte, en diferentes formas arquitectónicas y artísticas que componen el arte de construir. En cuanto a la arquitectura, hay que destacar que el pueblo posee diferentes estilos y no es, ni de lejos, el típico pueblo tradicional -sin menospreciar, claro está, estos pueblos- donde lo antiguo es lo único que se ve.

Entre la arquitectura más importante de Sant Sadurní d´Anoia podremos encontrar los estilos del eclecticismo y el modernismo. Estos ejemplos los encontraremos paseando por diferentes calles como la calle Diputació o calle del Dr. Escayola i Montserrat.

Por otra parte, como muestra del modernismo catalán podremos despuntar el conjunto de las famosas cavas Codorníu, construidas en el año 1906 y catalogadas como Monumento Historico-artístico Nacional, así como las Cavas Freixenet, hechas en el año 1927 y donde llama la atención la magnífica cornisa ondulante que se decora con cerámicas de colores.

En cuanto al centro del pueblo, el estilo que llama la atención es el eclecticismo, que se manifiesta por ejemplo en Cal Rigol (1903), la casa Lluís Mestres (1909) o el Ateneu Agrícola, construida entre 1908 y 1909.

Estos edificios dibujan el eje del núcleo histórico de la villa, la cual recientemente ha sido transformado en zona de viandantes y centro comercial, por lo que podremos pasear tranquilamente, sin molestias y disfrutar el potencial arquitectónico que posee Sant Sadurní. En las cavas más antiguas del pueblo también hay referencias a este estilo, aunque son un poco peculiares por las propias características de las cavas.

En fin, un pueblo que más allá de ser productora nacional e internacional de cavas, donde se producen seguramente el cava más bebido de España, podremos disfrutar no sólo de esta excelente bebida sino que la prosperidad que esta actividad ha traído se ha notado en la arquitectura de la villa.

Aviso legal - Contacto - © 2020