Que ver en Tordera

Que ver en Tordera

Seguramente, Tordera, sea una de las localidades más conocidas de la comarca del Maresme, atractiva localidad costera de la provincia de Barcelona. Una vuelta por sus monumentos y lugares más antiguos nos llevará directo a una época que parece no estar tan pasada en algunos rincones de mismo municipio.

La primera visita la podemos hacer a la iglesia parroquial de Sant Esteve, construida entre 1780 y 1817 sobre la antigua iglesia románica del mismo nombre (del 977).

De la iglesia nueva comprobaremos que es una edificación de tres naves y en planta de cruz latina. La fachada se encuentra situada alrededor de un portal barroco presidido por una hornacina donde se sitúa la imagen del santo y bajo la cual se podrá vislumbrar el escudo de la villa.

La capilla de Sant Andreu es seguramente otro de los monumentos religiosos más atractivos o intrigantes de Tordera. Situada aislada en medio del bosque, se accede a ella por un camino que sale de can Boffil. Se trata de una construcción de origen románico, pese a que no constata en los documentos hasta el siglo XV.

Es un edificio de una única nave, cubierta con una bóveda y con un ábside semicircular. La fachada no posee mucho misterio pues es de una época posterior y está muy restaurado. La magia de esta pequeña capilla es que se encuentra en medio del bosque, por lo que nos lo encontraremos lleno de misterio.

El último monumento de Tordera que hoy comentaremos es la Torre de can Toni Joan. No se encuentra en el núcleo urbano, sino que para visitarlo tendremos que coger un desvío en la carretera que conduce a Blanes desde Tordera. Se trata de una torre con planta redonda que conserva su puerta adintelada en el nivel del primer piso, así como una ventana rectangular en cada uno de los pisos superiores.

Fue construida en el año 1557, en la época de la vizcondesa Anna II de Cabrera, la cual estaba casada con el duque de Medina de Rioseco. Como bien se vislumbra por su imponente carácter, formaba parte del sistema defensivo de la costa y se comunicaba con hogueras con las torres vecinas de Blanes y Palafolls.

La actual masía de can Toni Joan, lugar donde se encuentra la torre, es de construcción moderna, pues la antigua fue destruida en la Guerra Civil por un obús que cayó desde un barco. Hay que advertir que estando la torre en propiedad privada, tendremos que pedir permiso a los propietarios para visitar la torre.

Aviso legal - Contacto - © 2020