Vila olimpica

Vila olímpica

Si por algo es conocido ahora Barcelona es por su olimpiadas de 1992, unas olimpiadas que fuerón todo un éxito y todavia se recuerdan como unas de las mejores de la historia, estas olimpiadas transformarón Barcelona pues con este motivo la ciudad fué totalmente reformada y para la celebración de estos juegos olímpicos se construyerón todos los pabellones , estadio olímpico, piscinas etc, Todo esto está ahora siendo utilizado para fines deportivos y culturales y todo el mundo puede visitarlos, sin duda si vas a Barcelona uno de los sitios que se deben visitar es el Estadio olímpico y el Palau Sant Jordi o las piscinas Picornell situados en la montaña de Montjuic, revivir las olimpiadas de Barcelona 1992 visitando todas las áreas olímpicas.

El recorrido por la Vila Olímpica nos permitirá conocer este nuevo barrio barcelonés, parte importantísima de las obras del programa olímpico. Comenzamos nuestro paseo a partir de la plaza dels Voluntaris en la que encontramos, justo en frente, las dos torres, las cuales, con su peculiar arquitectura dan carácter propio al barrio. Una de las torres es el hotel Arts, obra de los arquitectos Bruce Graham y Frank O. Ghery, tiene 44 pisos y 456 habitaciones; la otra es la torre Mapfre, debida a la inspiración de Iñigo Ortiz y Enrique de León. Es un edificio de oficinas con un centro comercial situado en la planta baja. Estas dos torres, tienen una altura de 153,5 m y son de las más altas de España.

En la misma plaza hay una fuente gigante obra de Josep M. Mercè y, no mucho más lejos, se puede ver la cara de la escultura David i Goliat, de Antoni Llena. Algo más alejada vemos El peix d'or, de Frank O.Ghery y detrás, los jardines de Atlànta, en los que está la chimenea de Can Folch, testimonio del pasado industrial de la zona, y el grupo de edificios en forma de elipse, obra del equipo de arquitectos Martorell-Bohigas-Mackay-Puigdomènech, que han diseñado el conjunto de la Vila Olímpica.

La Villa Olímpica, distrito de Sant Martín

Si uno quiere pasear con tranquilidad por Barcelona el sitio ideal es la Vila Olímpica (distrito de Sant Martín). Este joven barrio, construido para albergar a los atletas que competían en los Juegos Olímpicos de Barcelona de 1992, al lado del mar. Dispone de varios lugares de ocio, playa y todo tipo de equipamientos para pasar una tarde de tranquilidad y ocio al lado del centro de la ciudad.

Con esta gran operación urbanística (la construcción del primer barrio marítimo de Barcelona) se quiso regenerar gran parte del litoral urbano de Barcelona, ya que esta zona albergaba una zona industrial muy deteriorado (algunas largas chimeneas nos recordarán en el paseo el pasado de dicho lugar). La urbanización contó con los mejores arquitectos del momento tales como Martorell, Bohigas, Mackay, Puigdomènech y ganadores de premios FAD de arquitectura, lo que suponía que Barcelona no sólo recuperaba una nueva zona de viviendas y ocio sino que las edificaciones que disponía eran de última generación.

La Vila Olímpica le daba a Barcelona, además de un nuevo barrio residencial, nuevas playas, grandes zonas ajardinadas y equipamientos públicos.

En este nuevo barrio se sitúan las torres Mapfre y el Hotel Arts, de 144 metros de altura y símbolos de este barrio (aunque curiosamente sólo la Torre Mapfre pertenece al barrio) barcelonés. Bajo estas torres, contemplando el mar, podemos ver el enorme pez dorado obra del famoso artista canadiense y autor del Guggenheim de Bilbao Frank Gehry.

En la misma plaza nos encontramos también con la fuente gigante de Josep M. Mercè y cerca de la plaza podemos disfrutar también de la escultura de Antoni Llena David i Goliat o los jardines de Atlanta.

Al lado del Puerto Olímpico–que también fue construido para los juegos olímpicos de 1992-, desde la Vila Olímpica se puede disfrutar de actividades náuticas y deportivas en el mar, acercarse a la Playa de Nueva Icaria o al barrio barcelonés de la Barceloneta, además de tomar algo durante todo el día pues dispone de varios restaurantes de reputada categoría y gran oferta de ocio nocturno.

Así, la Vila Olímpica nos puede deparar una tranquila mañana o tarde de paseo y recreación o una frenética noche de fiesta, la tranquilidad del mar y la espectacularidad de las obras de arte. En fin, varias posibilidades que nos aseguraran una elección acertada.

Puerto olímpico

El Puerto Olímico de Barcelona es una de las zonas más bonitas de la ciudad, fué construido totalmente en motivo de las Olimpiadas de 1992.

Construido bajo diseño de los arquitectos Oriol Bohigas, Josep Martorell, David Mackay y Albert Puigdomènech y dirección del ingeniero Joan Ramon de Clascà en 1991.

En 1992 fue la sede de las competiciones de vela de los XXV Juegos Olímpicos.

Actualmente, aparte de ser un reputado puerto deportivo en la costa mediterránea, se ha convertido en un centro turístico y de ocio de la capital catalana. De día se puede comer en cualquiera de los restaurantes especialidades del mar y de noche disfrutar de la oferta nocturna amplia y divertida.

Es un estupendo paseo lleno de restaurantes, terrazas, hoteles y centros comerciales. La estación de metro más cercana es Ciutadella Villa Olímpica (Línea Amarilla, L4). Luego tienes que caminar 10 minutos hasta el Puerto Olímpico de Barcelona y las zonas de playa.

Uno de los simbolos más representativos del Puerto olímpico de Barcelona son las Torres Mapfre.

En esta zona de Barcelona encontramos muchos elementos en los que pasar el día, una de las actividades más interesantes es la visita al Aquarium de Barcelona, uno de los mejores de Europa donde podrás ver todo tipo de especies marinas dando un paseo submarino dentro de su cúpula de cristal, además verás como los buzos dan de comer a los tiburones o puedes optar por ver el espectáculo con los delfines que seguro que te dejará maravillado.

En el Puerto Olímpico puedes encontrar grandes zonas comerciales pero la más importante es el Maremagnum , un enorme centro comercial que cuenta con más de 30 tiendas de ropa de primeras marcas de moda, todo tipo de restaurantes para comer un buen arroz negro, o un arroz caldoso con bogavante, tomar unas copas o comer unos helados, tienes discotecas, tiendas de móviles, heladerias, perfumes y todo lo que puedas imaginar.

Además en el puerto olímpico tienes el Hotel Arts , un hotel de 5 estrellas que si puedes permitirtelo podrás ver sus increibles vistas de la zona olimpica del puerto y unas salidas de sol impresionantes. Desde sus exclusivas habitaciones podrá disfrutar de excelentes vistas al mar y, sobretodo, a toda Barcelona. Su restaurante está galardonado con una estrella Michelín.

Aviso legal - Contacto - © 2020